ara evitar la superpoblación de perros ferales, que son depredadores implacables y cazan cualquier especie animal, el Gobierno Departamental esterilizó a 22 de 35 de estos caninos encontrados en el sector de Mondoñedo, entre los municipios de Bojacá y Mosquera.

La jornada estuvo a cargo del Instituto de Protección y Bienestar Animal de Cundinamarca -IPYBAC-, que conoció la presencia y actividades de estos ejemplares en la zona mediante información suministrada por un grupo de defensores voluntarios de la vida animal de Mosquera.

Juan Guillermo Rubio Vallejo, líder del área de manejo humanitario de poblaciones del IPYBAC, manifestó: “Articuladamente con proteccionistas y autoridades de Bojacá, atendimos a los caninos que estaban generando una problemática de sobrepoblación en este sector y se logró esta esterilización masiva”.

Atención integral a los canes

A estos perros también se les hizo una evaluación general de su estado de salud, y los animalistas, acompañados por voluntarios de Bojacá y Soacha, les construyeron un refugio transitorio, donaron alimento y contribuyeron a su desparasitación y vacunación.

Con esta jornada, que contó con el acompañamiento de la Administración Municipal de Bojacá, Policía Ambiental y Defensa Civil, el IPYBAC cumple con su objetivo de garantizar la protección y el bienestar de los animales de Cundinamarca, a través de la creación y ejecución de la política Departamental de Protección y Bienestar.

Cabe recordar que los perros ferales pueden ser agresivos con las personas, porque en muchos casos nunca tuvieron contacto directo con humanos, ni recibieron muestras de cariño, cuidado y protección.